Mercedes Nieto

Mercedes Nieto se inició en la danza en 1997 de la mano de Tia, una de las primeras maestras del estilo egipcio de danza oriental en Hungría. Debido a sus orígenes españoles Mercedes Nieto ya había estudiado flamenco y jazz, de modo que estaba familiarizada con la danza y la música. Mercedes Nieto participó por ver primera en el festival Ahlan Wa Sahlan en 2002 y desde entonces ha realizado apariciones en solitario por toda Hungría en teatros y en restaurantes libaneses. Mercedes Nieto ha participado en numerosos certámenes de danza oriental y ha ganado premios en muchos de ellos. Entre sus maestros destacan Hassan Khalil, Hadia, Lubna Emam, Faridah Fahmy, Yousry Sharif, Aida Nour, Freiz, Tito, Nagwa Fouad, Dina, Nour, Osama Emam, Raqia Hassan, Mo Geddawi, Mahmoud Reda, Mona Said, Soraya, Magdy El-Leisy, Lesya Starr, Momo Kadous; aunque reconoce el gran papel que en ella desarrolló la bailarina canadiense Hadia y Hasan Khalil. Por esta formación, define su estilo como egipcio clásico y moderno. Actualmente Mercedes Nieto ha fundado su propia compañía de danza Nymph y se dedica a la representación y a la impartición de clases. Mercedes tiene un estilo muy suave y elegante, lleno de gracia y encanto. No necesita recurrir a grandes aspavientos ni espectaculares movimientos para resultar entretenida, amena e interesante, pues su carisma y delicadeza hacen el resto. La técnica de Mercedes Nieto es preciosa y baila con esa calma y serenidad de las bailarinas que no sólo están seguras de lo que hacen en el escenario, sino que además está cómoda y disfruta con ello, sabiendo cómo transmitir al público ese amor que tiene por la danza. En resumen, Mercedes Nieto es una bailarina preciosa, llena de encanto y talento, y que sabe hacer un bellísimo trabajo con un estilo tan elegante y clásico como es el egipcio, y que demuestra una vez más que no sólo aquellas bailarinas de origen estrictamente árabe pueden hacer una buena danza en este sentido, como muchas personas siguen creyendo.

En estos momentos no hay disponible ningún evento.